powered ByGiro.com

Descargar
0:00



La execrable masacre del Centro Andino en Bogota.

HORACIO DUQUE.

Curioso el momento en que ocurre la horrible masacre del Centro Andino en Bogota. En pleno auge de la lucha de masas con huelgas contundentes de los maestros, de la ciudadania de Buenaventura y Choco. En momentos de una caida espectacular de la popularidad de Santos. En circunstancias en que se despliega una demoledora recesion economica. Y en una situacion en que la elite dominante ha convertido la paz en una forzada dejacion de las armas y en un desconocimiento de las reformas principales acordadas para terminar el prolongado conflicto social y armado.

Seguramente el gobierno le va a echar la culpa al uribismo que anuncio volver trizas los acuerdos de paz; o a los del Clan de los Usuga; a los Elenos renuentes con la paz santista llena de corrupcion; o al Presidente Maduro para justificar su arremetida golpista contra la revolucion bolivariana.

La cosa no es tan simple. Hay que profundizar en el analisis del contexto, en el que no esta por demas una cortina de humo tan eficaz.           

En el Centro Andino de Bogotá, un espacio comercial de clases altas de la Capital, se ha presentado una abominable masacre en la que murieron 4 jóvenes mujeres, una de ellas de origen francés.

Se trata de otro siniestro episodio muy parecido a los que se ejecutaron en épocas pasadas por grupos paramilitares vinculados a los carteles del narcotráfico y a los “falsos positivos” planificados por militares en el Occidente de la ciudad Capital.

Desde luego esta criminal arremetida merece el repudio y el rechazo de los demócratas y humanistas de Colombia que apoyamos el fin de la guerra mediante hechos de paz reales y concretos en materia de justicia y derechos para las grandes mayorías nacionales.

Sobre los autores de dicho atentado feroz, en los grandes medios de comunicación oligárquicos ya se han puesto a circular diversas hipótesis muchas de las cuales se relacionan con los avances del proceso de paz con la guerrilla y la dejación forzada de las armas de los combatientes revolucionarios, mientras son vergonzosos los resultados en cuanto a la construcción de la paz, pues todo se reduce a montañas de papeles sin poca trascendencia ya que se dejan las armas a cambio de discurso y demagogia escrita.

Pero una sólida y coherente investigación de tal acto criminal debe incluir todos los elementos del contexto en la coyuntura.

Porque bien puede ser que desde las profundidades del régimen oligárquico se esté orquestado una muy habil cortina de humo para desviar la atención de la sociedad respecto de la profunda crisis que afecta el agónico gobierno del señor Juan Manuel Santos, con apenas el 11% de aprobación ciudadana, salpicado por múltiples escándalos como la corrupción y los sobornos de su campaña adelantada por Odebrecht y el Canal Isabel II de España, en asocio con los paramilitares que han asesinado casi 200 líderes de derechos humanos en meses recientes con complicidad por omisión de las esferas gubernamentales; como la orden de captura contra el Consejero de Regiones de la Casa de Nariño (convertida en una madriguera de hampones de cuello blanco), ex alcalde de Montería, Carlos Eduardo Correa, integrante de las castas delincuenciales de la politiquería cordobesa que apoyan el gobierno de Santos a cambio de abundante mermelada petrolera y minera; como la aguda crisis económica derivada de la recesión en curso; asediado por un potente movimiento social que arreciara con nuevos paros y acciones populares en las próximas semanas para cerrar con un Paro cívico nacional;  desacreditado por los precarios resultados de un proceso de paz que apenas si va quedando convertido en una vulgar dejación de las armas porque  las reformas agrarias, democráticas y de justicia son una caricatura de la demagogia oligárquica inveterada; y por las graves tensiones con el gobierno bolivariana de Venezuela, el que Santos quiere derrocar prestándole apoyo a la fascista oposición financiada por el imperio gringo.

Es dicho cuadro el que debe permitir un análisis más profundo y consistente para encontrar los autores del vil acto criminal del Centro Andino.

No se pueden tragar enteras las mentiras del aparato mediatico gobiernista.

Es lo que no hacen los grandes medios de comunicación concertados en tal cortina de humo manipuladora.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver